Mensajes de la Pizarra de Prashanti Nilayam

Mensaje del MES de DICIEMBRE

"La mayor virtud es la compasión hacia todas la criaturas, y el daño intencional hacia cualquier criatura es el peor de los vicios. Tengan total fe en esto, difundan el amor y el gozo a través de la compasión, y llénense de gozo y paz. Ahora no tienen paz ni alegría, principalmente porque su visión es retorcida e inestable. Hoy la mirada está dirigida a las culpas y debilidades de los demás, nunca hacia las propias. También los oídos se deleitan escuchando relatos sobre los fracasos y defectos ajenos. No se hace ningún esfuerzo por examinar los propios fracasos y defectos. En realidad, la indagación y la investigación deben comenzar por uno mismo, ya que lo que vemos en los demás es solo el reflejo de nosotros mismos, nuestros propios prejuicios y preferencias. Por otro lado, cuando su atención está enfocada en culpas y fracasos, vicios y errores, también la mente se contamina con esta polución y comienza a deleitarse solo con experiencias de esa clase." (Divino Discurso del 25 e octubre de 1974)Sri Sathya Sai Baba

"Solo el amor puede revelar a la Divinidad latente en ustedes. El amor es Dios. El amor vive dando y perdonando. El ego vive tomando y olvidando. El amor es ausencia de ego. El egoísmo es la ausencia de amor. No malgasten su vida persiguiendo los estrechos intereses del ego. ¡Amen! ¡Amen! Conviértanse en lo que verdaderamente son, encarnaciones del amor. Sin importar cómo los traten los demás, o lo que piensen de ustedes, no se preocupen. Sigan a Jesucristo. Vivan una vida de amor para su propia evolución, no para lo puedan decir los demás. No imiten a otros. Cultiven su propio corazón, su opinión propia, sus ideas, su voluntad. ¿Para qué imitar? La imitación es humana, la creación es divina. Sigan el camino que han elegido. Que los guíe y enseñe su propia experiencia con Dios. No lleguen a la tumba imitando a otros. No encontrarán a Dios si buscan en el mundo exterior. Su propio corazón resplandeciente de amor es el amor de Dios." (Divino Discurso del 25 de diciembre de 1979).Sri Sathya Sai Baba

"Dios toma sobre Sí el dolor y la pena del mundo, con el fin de preparar los corazones de los hombres para el amor. Este día marca el comienzo de la era cristiana, el año de Cristo. Cristo sacrificó Su vida por el bien de aquellos que depositaron su fe en Él. Difundió la verdad de que el servicio es Dios y de que el sacrificio es Dios. Incluso si vacilan en la adoración a Dios, no titubeen en el servicio a los dioses vivientes, que asumen la forma humana y se mueven alrededor de ustedes en grandes cantidades, con múltiples costumbres, vestimentas e idiomas. Solo quienes pueden derramar compasión por el prójimo pueden reclamar un lugar en la Gracia de Dios. Esta es también la más elevada disciplina, que imprime en ustedes la unidad de la humanidad y la gloria de la inmanencia de Dios. Que se expanda por toda partes esta disciplina del Seva, llevado a cabo con genuino deleite, y que esta tierra sea feliz y próspera. Que el mundo tenga paz, felicidad, y confianza amorosa. Esa es mi bendición." (Divino Discurso del 25 de diciembre de 1970)Sri Sathya Sai Baba

"En todas las religiones se celebra el nacimiento de grandes personalidades, pero los ideales por los cuales ellos vivieron no son recordados ni seguidos. Si a ustedes no les importa seguir sus enseñanzas, las celebraciones pierden su sentido y se convierten en prácticas artificiales. No hacen justicia a las nobles almas cuyos nacimientos celebran. Cristo enseñó a la gente a amar a todos los seres y a servir a todos con compasión. Es solo practicando estos ideales que verdaderamente podemos celebrar su nacimiento. La Divinidad interior debe reflejarse en cada acción. El asiento de la Verdad está en el corazón de ustedes. Adoración significa amar a los demás con todo su corazón. Deben vivir en el amor y llevar una vida de servicio desinteresado, basada en el amor. Esta es la única forma correcta de celebrar el nacimiento de Cristo. Dios, de hecho, no tiene nacimiento ni muerte. Dios es inmutable y eterno. El atma interior es solo un reflejo de Dios, y es la misma en todos los seres como un testigo eterno."(Divino Discurso del 25 de diciembre de 1992).Sri Sathya Sai Baba

"Toda la caridad y la adoración de ustedes no tiene sentido para el Señor. Muestren su caridad y sus riquezas al departamento de impuestos a los ingresos. Dios solo necesita su amor. No hay impuesto al amor. Algunos se sientan en dhyana (meditación), pero sus mentes están en el mercado o en la peluquería. ¿Es esto dhyana o japa (repetición del nombre de Dios)? La mente debe estar inmersa en Krishna. En lugar de eso está llena de trishna (deseos). Lo que se necesita es Krishna, no trishna. Krishna concederá todos sus trishnas. ¡Amados devotos! No es suficiente con entonar del nombre del Señor. Ofrezcan su amor a Dios. El amor no les pertenece. De hecho, es propiedad de Dios. Entreguen a Dios lo que a Él pertenece. ¿Cuál es el sentido de una larga vida sin esta ofrenda? No tienen derecho de ofrecer su amor a nadie más que a Dios. Cuando ofrezcan todo su amor a Dios, Él cuidará de todas sus necesidades." (Divino Discurso del 03 de septiembre de 1999)Sri Sathya Sai Baba

"En la vida, los años entre los dieciséis y los treinta son los más preciosos. En este período todas sus facultades y energías están al máximo. En consecuencia, deben esforzarse por sacar el mejor provecho de esta etapa. Las cualidades nobles tales como la autoconfianza, el sacrificio, el anhelo y la valentía deben ser adquiridas en ese tiempo. Si este período es malgastado, solo habrá fracasos en los años posteriores. Los malos pensamientos, las prácticas nocivas y los chismes deben ser erradicados de una vez para siempre. Durante este período crucial, deben tratar de comprender el propósito de la vida y concentrar sus esfuerzos para alcanzar sus ideales. Ningún esfuerzo espiritual es posible cuando se han disipado sus habilidades físicas y mentales. Es una pena que los jóvenes malgasten estos preciosos años de sus vidas cayendo en malos comportamientos. Swami espera que desarrollen todos sus talentos humanos, y lleven vidas ejemplares que sirvan como modelo a los demás." (Divino Discurso del 13 de enero de 1984).Sri Sathya Sai Baba

"¿Por qué debemos meditar, contemplar a Dios, o comprometernos en buenas acciones si de todas formas estamos atados a enfrentar las consecuencias de nuestras acciones? Puede que no sean capaces de ver la transformación que las buenas acciones y la oración producen dentro de ustedes. Incluso es posible que no puedan visualizarla en su mente. Sin embargo, esta transformación en ustedes seguramente atraerá la gracia de Dios. Tomen como ejemplo un frasco de píldoras. Notarán que la fecha de vencimiento mencionada en el frasco es el año 1994. pueden encontrar el frasco con su contenido intacto en el año 1999. Pero esto no significa que las píldoras sean efectivas al usarlas tardíamente. Las píldoras pueden estar allí, pero han perdido su potencia una vez vencidas. Del mismo modo, las consecuencias de sus acciones son inevitables, sean buenas o malas, pero la gracia divina permitirá que sus efectos expiren." (Divino Discurso del 03 de septiembre de 1999).Sri Sathya Sai Baba

"Todos y todas declaran ser sadhakas (aspirantes espirituales). Todo creyente afirma estar buscando a Dios. Debemos preguntarnos si es el devoto quien busca a Dios, o es Dios quien está buscando a un verdadero devoto. ¿Es el sadhaka quien sirve a Dios o es Dios quien sirve al sadhaka? El servicio que hace el sadhaka es trivial. Ofrecer a Dios lo que Él ha provisto es como ofrecerle al Ganges, agua del Ganges. La verdad es que Dios está prestando servicio a los devotos. Todas las capacidades dadas por Dios deben ser utilizadas para el servicio a la Divinidad. No hay necesidad de ir en busca de Dios. Dios siempre está buscando al devoto genuino y resuelto. El sadhaka se acerca a Dios para la satisfacción de sus deseos. Persigue beneficios mezquinos y pasajeros. No busca comprender la naturaleza del amor verdadero ni la Divinidad que subyace en todo." (Divino Discurso del 13 de enero de 1984).Sri Sathya Sai Baba

"Cierto día, mientras perseguía las fuerzas de un rival, un rey se encontró separado de sus tropas en la espesa jungla. Cabalgó un largo trecho, exhausto y hambriento, hasta llegar a una ermita. Un viejo monje lo recibió amablemente y le ofreció un tazón de agua fresca. Luego de descansar, el rey le planteó al monje el interrogante que lo afligía: "¿Cuál es el mejor servicio?" El ermitaño dijo: "Darle agua a un hombre sediento". Y dime: "¿Cuál es el mejor momento para ofrecerlo?" La respuesta del monje fue: " Cuando alguien viene de lejos y solo, buscando dónde hallarla". El acto de servir no debe ser juzgado de acuerdo con el costo o la publicidad que conlleve. Puede ser un tazón de agua en la profundidad de la selva. Pero la necesidad de quien lo recibe y el modo en que la persona lo ofrece, deciden si la acción es oro o plomo." (Divino Discurso del 24 de mayo de 1967)Sri Sathya Sai Baba

"Deben cultivar el amor hacia todos, sin importar el carácter o la capacidad que tenga cada quien. Si bien la misma sangre fluye a través de todo el cuerpo, el ojo no puede oler, el oído no es capaz de degustar, y la nariz no puede ver. No resalten las diferencias y las disputas. Destaquen la hermandad y el amor subyacente. Así como el azúcar disuelto en el agua es invisible, pero es evidente para la lengua que lo siente en cada gota, así también la Divinidad es invisible pero inmanente. Es capaz de ser experimentada en cada individuo, ya sea que se halle en el fondo o en la cima. Practiquen el namasmarana (repetida recordación de los nombres del Señor) y saboreen la dulzura que está en el corazón de cada quien. Moren en Su gloria y Su compasión, las cuales resumen dichos nombres. Entonces, será más fácil para ustedes visualizar a Dios, amarlo en todos y adorarlo en todos." (Divino Discurso del 31 de julio de 1967)Sri Sathya Sai Baba

"Deben avanzar de lo conocido a lo desconocido; entonces el amor se expande en círculos cada vez más amplios hasta que abarca a toda la naturaleza, hasta que incluso arrancar una hoja de un árbol los afecta tan dolorosamente que no se atreven a herirla. La verde vitalidad del árbol es un signo de la Voluntad Divina que envía sus raíces a lo profundo del suelo. Las raíces mantienen al árbol a salvo de las tormentas sujetándolo firmemente contra el violento tirón del viento. De la misma manera, si las raíces del amor en el hombre descienden al manantial de lo Divino en él, ninguna tormenta de sufrimiento podrá sacudirlo y estrellarlo en la incredulidad. Así como un terrón de azúcar endulza cada gota de agua en la taza, el ojo del amor hace a cada persona en el mundo amigable y atractiva. Las sencillas pastoras de Gokul se veían unas a otras como Krishna; tal era su arrollador amor por la Encarnación Divina." - Discurso Divino del 24 de mayo de 1967.Sri Sathya Sai Baba

"Oren al Señor para que fortalezca la convicción y la fe de que Éll es el auriga en todos. Él les abrirá los ojos a la Verdad y les revelará que Él es el Sanathana Sarathi en todos. Esa revelación les conferirá incomparable bienaventuranza y les otorgará el parentesco con la multiplicidad de la creación. Ésa es la razón por la cual Krishna le dijo a Duryodhana que en la víspera de la batalla le rogaba que lo ayudara contra los Pandavas: "Si tú odias a los Pandavas, me odias a mí, pues ellos me han reconocido como el aliento de sus vidas". Reconózcanlo como su fortaleza, su aliento, su inteligencia, su alegría; Él se volverá todo eso y más. Ya no podrá ninguna de las facultades de ustedes impedir su progreso. Él las dirigirá a todas hacia la meta más elevada; los sentidos, la mente, el subconsciente, el inconsciente, la inteligencia; todos. ¡La gracia les conferirá todo lo que necesitan!." - Discurso Divino del 31 de julio de 1967.Sri Sathya Sai Baba

"El hombre acapara riqueza, autoridad, fama y conocimientos, para obtener felicidad; pero descubre que están cargados de temor, ansiedad y dolor. ¡El millonario es acosado por recaudadores de impuestos, estafadores, cazadores de donaciones, ladrones, y por sus hijos y parientes que claman por su parte! ¡La felicidad de origen material es efímera y tiene como anverso a la miseria! Por lo tanto, luchen para realizar al Atma, para visualizar a Dios; incluso el fracaso en esta lucha es más noble que el éxito en las tentativas mundanas. Vivir en el cuerpo, con el cuerpo y para el cuerpo, ¡es la vida de un gusano! Vivir en el cuerpo, con Dios y para Dios, es la vida del hombre. Las personas tamásicas, apagadas y que odian la actividad, se aferran al ego y a sus parientes y amigos limitando su amor a ellos. Las personas rajásicas (activas y apasionadas) buscan ganar poder y prestigio y aman solo a los que contribuyen a ello. Pero las personas sátvicas (puras, buenas y llenas de ecuanimidad), aman a todos como encarnaciones de Dios y se dedican al servicio humilde." - Discurso Divino del 24 de mayo de 1967.Sri Sathya Sai Baba

"Solo el hombre tiene la oportunidad de liberarse de la rueda de nacimiento y muerte, a través de las maneras más agradables de servir a Dios. Pero, como resultado de la ignorancia o, lo que es peor, de la perversidad, deja que la oportunidad escape de sus manos y sufre aflicción y dolor, miedo y ansiedad, ad infinitum. Escapando de las garras de la fascinación ejercida por los objetos materiales y los placeres físicos, el hombre puede tener éxito en sus esfuerzos por liberarse. Ya ha viajado lo suficiente por el camino equivocado; ahora es tiempo de cambiar de rumbo y avanzar con paso firme hacia la meta. El amor que ha cultivado por los hombres y las cosas debe ser sublimado en adoración pura y divina, transmutándose de esta manera, en Bhakti (devoción). Convénzanse de que el Señor está en ustedes, como el auriga, sosteniendo las riendas de los cinco caballos (sentidos) y aconsejándolos constantemente, como hizo cuando Arjuna le rezó para que lo condujera y guiara. Entonces, les resultará fácil convencerse de que el mismo auriga está conduciendo y guiando a todos los demás hombres y seres." -Discurso Divino del 31 de julio de 1967.Sri Sathya Sai Baba

"Jnana (Sabiduría) es el tesoro que el hombre tiene que acumular para poder realizarse como Divino y fundirse en el océano de la Bienaventuranza Divina. Las vacas pueden ser de diferentes razas, colores o tamaños, pero la leche que dan es la misma en todo el mundo. De la misma manera, todas las religiones, cualquiera sea su origen o grado de influencia, son medios para enseñar al hombre este proceso. En la actualidad, la ley del comportamiento humano se ha vuelto "cada uno para sí mismo"; esto se debe a que no se conoce ni se pone en práctica el hecho de que todos son "uno en Dios". Esto es el producto del Sadhana; esta convicción crece lentamente, pero tiene que ser adquirida. Durvasa, el gran sabio que es famoso en las epopeyas por su ascetismo, es también conocido por su ira cuando es despreciado o frustrado por otros. Él era tan susceptible, tan egoísta y tan engreído que olvidó la unidad de todos en Dios. Estaba listo para lanzar una espantosa maldición cuando alguien mostraba desconsideración por su inflado ego. ¿De qué sirven todos los años de austeridad?" - Discurso Divino del 24 de mayo de 1967.Sri Sathya Sai Baba

"A través de la sabiduría, el hombre puede ver al Dios interno en cada ser que existe dentro de los límites del espacio. El recipiente puede ser diferente, pero el contenido Divino es el mismo. ¡El sabor del agua de mar será salado, ya sea que prueben la carga de un camión, un tazón, una olla llena, un sorbo o una gota en la lengua! El sabor de lo Divino puede ser experimentado en el átomo o en el cosmos, tanto en el amigo como en el enemigo, en el virus y en el Universo. ¡Esta es la realización, la liberación, la iluminación, la revelación! “Sarvam Vishnumayam Jagat” (el mundo está lleno de Dios). Esta esfera cambiante está sobrecargada con la Divinidad Omnipresente. El sabio Tyagaraja cantó: "¡Oh Sitarama! Por tu infinita compasión, brillas en la hormiga y en la Trinidad". Krishna está en la enramada y en el campo de batalla, soplando la caracola o tocando la hechizante flauta, manejando el látigo y la rueda, la Fuerza Invisible detrás de cada pensamiento, palabra y acción del hombre en todas partes, en todo momento." - Discurso Divino del 3 de septiembre de 1969.Sri Sathya Sai Baba

"Dios no es arrastrado por el deseo. Él no tiene necesidades; está siempre pleno, libre y contento. No tiene aversiones ni atracciones. No tiene ataduras de parientes y amigos. El Señor está por encima de todo apego; no tiene favoritos ni enemigos. Ustedes deciden la distancia entre Él y ustedes mismos. Moksha (liberación) es la etapa en la que moha (apego) alcanza kshaya (extinción). Entonces, ¿cómo puede el otorgante de Moksha ser Él mismo restringido por el apego? Dios no tiene deseos ni necesidades. Él no confiere ni retiene. Él es el testigo eterno. Para ponerlo en un lenguaje que puedan comprender, Él es como el cartero que no se preocupa por el contenido de las cartas que entrega a los destinatarios: una carta puede comunicar la victoria, otra, la derrota; reciben según para lo que hayan trabajado. Hagan el bien y recibirán el bien a cambio; sean malos y acepten el mal que retornará a ustedes. Esa es la ley, y realmente no hay ninguna ayuda ni impedimento." - Discurso Divino del 3 de septiembre de 1969.Sri Sathya Sai Baba

"Las Gopis, simples y sinceras pastorcillas de Gokula, buscaban a Krishna en cada arbusto y enramada, porque él las fascinaba pero se mantenía siempre alejado. Este es solo otro modo de describir la búsqueda del Dios que sabemos está dentro de nosotros, y que elude nuestros esfuerzos por sumergirnos en esa dulzura. Krishna se oculta en los rincones del corazón de ustedes; allí tienen que buscarlo, para sujetarlo fuertemente. Él huye, pero deja sus pisadas marcadas con la leche que ha pisado en el apuro por alejarse de nuestro alcance. Sí, la lección es: reconozcan sus pisadas en cada objeto de belleza, en cada acto de bondad, en cada lágrima de gratitud, en cada suspiro de compasión, y descúbranlo en la enramada de su propio corazón, lleno con la fragancia del amor y la luz de la virtud." (Divino Discurso, 3 de septiembre de 1969)Sri Sathya Sai Baba

"Kanaka había nacido en una casta inferior. Era un ardiente devoto, anhelando con insoportable angustia ver a Krishna. Fue a Udupi, donde hay un famoso templo de Krishna, establecido por el gran sabio Madhwaachaarya en persona. Por haber tenido un bajo nacimiento, Kanaka no podía entrar en el templo para ver el encantador ídolo de Krishna. Se ubicó frente a la puerta exterior, pero el ídolo quedaba oculto por la bandera en el frente del santuario. Dio la vuelta al muro exterior, buscando algún resquicio entre las piedras, a través del cual obtener un mínimo atisbo. Vio que una de las piedras estaba floja: con los dedos extrajo la argamasa, haciendo una estrecha ranura, y cuando miró ansiosamente a través de ella, vio solo la espalda del ídolo. ¡Sin embargo, se sintió embargado de placer! Bailaba en éxtasis, cantando la gloria de Krishna. En ese mismo momento, el ídolo se dio vuelta hacia él, y Krishna le otorgó la visión completa de su encanto y majestad. El anhelo fue recompensado con la gracia. El anhelo conduce a la entrega, y la entrega proporciona la felicidad suprema. Dejen todo a Su Voluntad y acepten todo lo que suceda, ya sea agradable o doloroso." (Divino Discurso, 29 de julio de 1969)Sri Sathya Sai Baba

"Un día, la deidad Dakshinamurti caminaba solo por una ancha playa, inmerso en profunda meditación. A la distancia vio una ramita seca en la cresta de una ola, que fue pasando de una a otra ola, de sima a cresta, de cresta a sima, hasta ser arrojada sobre la arena de la playa, cerca de él. Se sintió asombrado ante el egoísmo del océano, que no daba asilo siquiera a una pequeña ramita. Percibiendo su reacción, el océano declaró, en palabras que él pudo comprender: "Lo mío no es egoísmo ni ira; es solo defensa propia. No debo permitir la más ligera mancha que desfigure mi grandeza. Si permitiera que esta ramita mancille mi esplendor, sería el primer paso en mi caída". Entonces, Dakshinamurti sonrió para sus adentros, admirando la vigilancia del inmenso océano. Consideró el incidente como una gran lección en el esfuerzo espiritual. La más pequeña ramita de deseo, si cae sobre la mente, tiene que ser inmediatamente quitada de las puras aguas, y arrojada fuera." (Divino Discurso, 29 de julio de 1969).Sri Sathya Sai Baba

"La mujer ha sido ensalzada en las escrituras antiguas y en la poesía clásica como Grihalakshmi,la diosa de la prosperidad en el hogar. Mientras aprende ciencias del hogar, es posible que se esté capacitando en el arte de hacer que el hogar sea feliz y lleno de armonía y salud. También tiene que aprender a mantenerse alejada del odio, la malicia, la codicia, la ira, la ansiedad, el orgullo y otros obstáculos que se interponen en el camino de la paz interior. No es suficiente que esté al tanto que el presupuesto del hogar este equilibrado; la esposa (y la madre) deben aprender el arte de tener una visión equilibrada de la vida, que no se verá afectada por triunfos y problemas, ganancias o pérdidas, victorias o derrotas. Este equilibrio solo se puede obtener confiando en Dios y fe en el Dios que habita en ella. Una disciplina a la que debe prestar atención, a saber, el control de los sentidos; si les das rienda suelta, te arrastrarán a la calamidad. El ojo, el oído y la lengua son como caballos salvajes que no tienen mordida entre los dientes" Divino Discurso, 26 de julio de 1969Sri Sathya Sai Baba

"En el mundo hay bhojanalayas (restaurantes), vaidyalayas (hospitales), Vilasalayas (salas de entretenimientos, teatros), viharalayas (sitios deportivos), Vichit-ralayas (museos, palacios de arte, etc.) y así por el estilo. Sin embargo, sin importar cómo se los llame, son todos duhkhalayas (casas de dolor). La única Aanandanilaya (casa de felicidad) es el Devalaya (templo de Dios), es decir, nuestro propio cuerpo, donde Dios es el Guía y Guardián interior. No odien a nadie, sigan la prescripción del Gita para la salud espiritual: Adhweshta Sarva bhutanam, "sin animosidad contra ningún ser". La razón para este mandamiento es que Dios es el Atma interior en todo lo que existe. El amor se transforma en veneno, si el odio lo contamina. Si aman a algunos, no odien a los demás, porque ese odio contamina el amor y lo hace mortífero. El amor llega automáticamente a la persona que ha tomado consciencia de sí misma; pero el aspirante espiritual tiene que cultivarlo, por medio del servicio y la indagación sobre la unidad del Atman." (Divino Discurso, 29 de julio de 1969)Sri Sathya Sai Baba

"Solo por ignorancia se agrandan las cabezas; si se conociera la Verdad, todos los hombres se harían tan humildes como Barthrihari. Él fue un gran emperador, que gobernaba de un mar al otro; sus decretos eran incuestionables, y su voluntad prevalecía sobre vastas multitudes de hombres. Sin embargo, cuando tomó consciencia, en un destello, de que la vida no es más que una breve estadía aquí abajo, renunció a su riqueza y a su poder, adoptando la túnica ocre del monje errante. Los príncipes de sus países vasallos derramaron genuinas lágrimas, porque lo amaban y adoraban. Lamentaban que hubiera vestido la andrajosa túnica del pobre penitente, para vivir de limosnas. "¡Qué preciosa posesión has desechado, qué triste negocio has hecho!", se quejaban. Barthrihari replicaba: "Amigos, hice un negocio muy provechoso. Esta túnica es tan preciosa que ni siquiera mi imperio es un pobre pago a cambio de ella". Así se mide la grandeza del camino espiritual que conduce a Dios." (Divino Discurso, 26 de junio de 1969). Sri Sathya Sai Baba

"Pueden tener una costosa radio, un reloj o reproductor de música, pero si no saben cómo usarlos de modo eficiente son inútiles. ¡Imaginen qué maravillosa máquina son ustedes! ¿No deberían saber cómo operarla para obtener de ella los mejores resultados? Siempre que haya ansias de aprender, es suficiente con un solo sabio versado en ese arte; muchos pueden encender sus lámparas en la llama de ese sabio. Vyasa es uno de ellos, el primero y principal. Por eso se lo describe como el mismo Narayana. Absorbiendo las enseñanzas del Bhagavata, el tamoguna (inercia) de ustedes será ascendido a rajoguna (actividad incesante) y purificado hasta ser satwaguna (calma y serenidad). Es como la fruta que crece por la influencia combinada de la tierra y el sol, para ser primero completa acidez, luego dulzura parcial y finalmente completa dulzura, en tres etapas. También el hombre, por las fuerzas gemelas de la gracia de Dios y el anhelo interior, crece hasta la completa dulzura de la bienaventuranza y el amor.” (Divino Discurso, 2 de julio de 1966)Sri Sathya Sai Baba

"Om es el sonido del movimiento de las estrellas en el firmamento; es el sonido que se manifestó cuando el amanecer de la voluntad creativa agitó el Nirakara (lo Sin Atributos) poniéndolo en actividad. De hecho, toda pequeña perturbación del equilibrio produce un sonido, por diminuto que sea. La unión de los párpados cuando el ojo parpadea resulta en un sonido, por tenue que sea. Hay sonidos infinitesimalmente leves, que ningún oído puede oír. Por lo tanto, pueden comprender que cuando se originaron los elementos y comenzó la creación, se produjo el sonido del Om. Este es el sonido primitivo, el primordial. Cuando ustedes están en el mundo dual, procurando sobreponerse a la dualidad, identifican a "Él" con "ustedes mismos", mediante el japam de soham. Cuando desaparecen la consciencia de "yo" y la consciencia de "Él", repiten solo Om, que es Soham menos Sah (Él) y menos aham (yo). Esta es la experiencia que necesitan y que dicen anhelar; pero sus actividades y su comportamiento, su rutina y su camino indican que no son sinceros." (Divino Discurso, 23 de noviembre de 1966) Sri Sathya Sai Baba

"Dhyana (la meditación en el nombre y la forma de Dios) no debe ser vacilante ni oscilar de un ideal a otro. No debe ser reducida a las meras fórmulas mecánicas de un libro de texto, ni a rígidos horarios de respirar a través de narinas alternadas, ni a fijar sin sentido la mirada sobre la punta de la nariz. Es una rigurosa disciplina de los sentidos, de la corriente nerviosa y de las alas de la imaginación. Por eso se dice que dhyana es el valle de la paz que yace al otro lado de una enorme cordillera, con los picos llamados "los seis enemigos". Estos son la lujuria, la ira, la codicia, el apego, el orgullo y la envidia. Debemos escalar la cordillera y llegar a las llanuras que están detrás. Tenemos que rasgar los velos, para que la luz pueda iluminar el camino. Debemos extirpar la catarata del ojo para que pueda verse la Verdad. Maya es el nombre de esa niebla de la ignorancia, esos tormentos de la mente que busca zambullirse en las profundidades del Uno Mismo." (Divino Discurso, 9 de junio de 1970)Sri Sathya Sai Baba

"Los Vedas nos enseñan que existe el Uno soberano, "En cuestiones de espiritualidad, el requisito básico para el progreso es la fe. Esta fe tiene que ser celosamente custodiada. Cedan ante el Señor, quien es más familiar de ustedes que sus propios padres; no cedan ante nadie más. No permitan que su fe vacile con cada ráfaga de viento que pasa. Persuádanse de que ni siquiera los tres mundos pueden destronar la Verdad, y de que ni siquiera los catorce mundos (lokas) pueden entronizar la falsedad. Es deber de ustedes llevar a cabo prácticas espirituales (sadhana), imperturbables ante lo que puedan decir los demás, y aferrados a la certidumbre de su propia experiencia. Soporten a los demás con paciencia y comprensión, y practiquen Sahana (la fortaleza) y la simpatía. Procuren descubrir puntos de contacto, no de conflicto. Difundan la hermandad, y mediante el conocimiento profundicen la bondad. ¡Así la vida se hace digna de ser vivida!" (Divino Discurso, 23 de mayo de 1966)Sri Sathya Sai Baba


Contacto



Alguna duda o sugerencia

Contáctanos Aquí

Suscripción Mensaje Semanal



Diariamente te llegará un Mail con el mensaje del Día.

Suscribete Aquí